Juegos pirotécnicos se venden en el parque de Pilanquí

pirotecnicosMarco Quintana, uno de los 83 comerciantes de juegos pirotécnicos que ocuparán el parque Pilanquí hasta el 2 de enero para vender sus productos, hizo un llamado a la ciudadanía para que acudan a comprar. “Durante los últimos días del año, es común el uso de elementos pirotécnicos para despedirlo. Estos productos manejados con precaución no causan problemas”, aseguró el comerciante.

FUEGOS ARTIFICIALES TIPO SEC. La autorización a nivel nacional para vender estos productos se basa en que solo se podrán comercializar los fuegos artificiales   tipo SEC. Entre ellos están las abejitas, rosas chinas, chisperos, volcanes, velas y otros.

“Tenemos todos los accesorios para que la celebración de Fin de Año sea la mejor. Contamos con volcanes de varios tamaños, veladores importados de luces, de colores y destellos, tenemos tartas de 19 y 20 tiros; además combos en donde hay todo”, indicó Quintana.
Sobre el manejo adecuado de estos juegos, el comerciante destacó la responsabilidad de los adultos en el manejo de los mismos, enfatizando en evitar que los niños manipulen estos fuegos artificiales.

 

CAMPAÑA NACIONAL. La campaña que lleva el Ministerio del Interior bajo el lema: “¡Los juegos pirotécnicos no son juegos de niños!, tiene como objetivo -según informó esta cartera de estado- concienciar a padres de familia y maestros sobre los daños que causa este material pirotécnico.
La Ley de Defensa contra incendios, el Código Penal, el Reglamento a la Ley sobre Armas, Municiones y Explosivos y Accesorios; establece las regulaciones respectivas sobre el manejo de este tipo de explosivos (voladores, castillos, petardos, camaretas, bengalas), así como las sanciones para quienes los fabrican, almacenan y los utilizan.
Rigiéndose a esta campaña, Jerónimo Darquea, comisario municipal, enfatizó en una entrevista pasada que los controles en los puestos comerciales serán exhaustivos para que no exista venta ilegal fuera del sector establecido para estos comerciantes.
En este sentido por la ubicación en el parque de Pilanquí, Rosario Castro, comerciante de juegos artificiales, se mostró descontenta. “No tenemos luz, está mucho polvo y hemos tenido que improvisar nuestros puestos ya que no hubo colaboración con carpas”, sostuvo Castro.

ADEMÁS. Los comerciantes cuentan con el permiso de uso de suelo en este sector, por el mismo que deberán cancelar el valor de 5 dólares 50 centavos diarios.
Las ventas el primer día iniciaron con problemas, sin embargo en estos días la gente ha acudido hasta Pilanquí para prepararse y despedir el año. Los monigotes también se están comercializando en este lugar, así como también máscaras, pelucas y otros accesorios que se usan en el último día del año.