Jueces fallaron a favor de los 273 aspirantes a aduaneros

Ibarra.- Luego de una exhaustiva revisión del proceso, los jueces de la Corte Provincial de Justicia de Imbabura revocaron la sentencia que negaba la acción de protección para los 273 aspirantes a vigilantes e inspectores aduaneros.

El 31 de mayo de 2018 los jóvenes, junto a sus padres y representantes legales, iniciaron una lucha con el Servicio Nacional de Aduanas del Ecuador, SENAE, para que todos sean integrados a las filas de la institución. Una vez terminado el curso, que duró poco más de un año, los jóvenes esperaban el día de su graduación, pero la Aduana nunca más se comunicó con ellos.

Desde ahí inició un proceso legal en busca de obtener una acción de protección para los aspirantes. Padres de familia y asesores jurídicos llegaron hasta a Carondelet, pero no fueron recibidos por el presidente Lenín Moreno. En la Asamblea Nacional en cambio les ofrecieron reunirse con las autoridades del SENAE, pero tampoco hubo resultados positivos.

Durante nueve meses los aspirantes protagonizaron plantones y marchas, llegaron ante varias autoridades y la desesperación aumentó cuando, en primera instancia, la acción de protección fue negada. La lucha no cesó y el proceso arribó a la Corte Provincial de Justicia y, la tarde de ayer, llegó la buena noticia para las 273 familias de todo el país.

Sentencia. Los jueces provinciales resolvieron revocar dicha sentencia y dar la razón a los denunciantes. Según lo resuelto, el SENAE vulneró los derechos de los aspirantes a la dignidad, trabajo, producción y buen vivir.

Como medidas de reparación integral los jueces dispusieron que el SENAE, a través del Director General, continúe con la fase establecida en el Art 13 del Reglamento que regula el ingreso de los aspirantes a la Unidad de Vigilancia Aduanera, teniendo la obligación de proceder a la declaratoria de idoneidad de los aspirantes a vigilantes e inspectores aduaneros.

En la sentencia también se disponer que el señor director general de la SENAE, de forma inmediata, observe lo establecido en el Acuerdo Ministerial 061 de 8 de marzo de 2012, relativo al presupuesto, que se debe canalizar a través de un comprobante de modificación presupuestaria, que hasta la presente fecha no ha sido realizado por la SENAE.

Más puntos. La institución aduanera además debe establecer un listado de graduados de acuerdo a las antigüedades obtenidas en el curso de formación, a fin de establecer un banco de elegibles, y que sean ubicados en las diferentes áreas laborales de acuerdo al presupuesto existente, en el momento que se requiera sus servicios.

Otro de las disposiciones es que no se realice un nuevo curso de formación para el ingreso de aspirantes a vigilantes e inspectores aduaneros, hasta que se hayan ubicado a todos quienes formen parte del banco de elegibles.

Entre los puntos también está que deberán nombrar una comisión, para verificar el cumplimiento de esta resolución, entre la Defensoría del Pueblo, accionantes y accionados, quienes deben informar a los jueces sobre el cumplimiento de esta sentencia una vez al mes.


Finalmente, como medida de reparación inmaterial, dispusieron que la SENAE, publique en Diario EL NORTE una disculpa pública a los señores aspirantes al Cuerpo de Vigilancia Aduanera y después se procederá a continuar con las fases que establece el reglamento que regula el ingreso de los aspirantes, hasta concluir con el proceso, reparando el daño causado a los jóvenes.