Jubilados aspiran a que se construya un nuevo espacio para sus talleres

Otavalo. ‘Un café con el IESS’, así se denomina la propuesta que el Seguro Social ha implementado a nivel nacional y que ahora se desarrolla en el cantón.

Esta iniciativa forma parte del Proyecto de “Unidades Amigables”.

Es así que en Otavalo, un grupo de jubiladas expusieron sus recomendaciones para que la institución de la localidad mejore los servicios.

Una de las propuestas de este grupo de personas es que se les otorgue un espacio adecuado para poder continuar con los talleres que reciben.

Aida Rosa Landeta forma parte del taller de jubiladas del IESS, durante un acercamiento con las autoridades de esta unidad médica, dijo que solicitaron la construcción de un nuevo hospital y además, un local donde puedan hacer los talleres.

“Hay un gran número de profesionales jubilados que no contamos con un lugar propio donde podamos hacer nuestros ejercicios”, comentó Aida.

Asimismo añadió que se habla de mejor calidad de vida para las personas de la tercera edad, “pues ojalá fuera posible, eso es lo que nosotros queremos para tener la calidad de vida que el Seguro está aspirando”.

Espacio. Actualmente este grupo recibe los talleres en un local prestado por el Municipio, el inmueble es antiguo y a veces, según Aida, son acompañadas por las goteras cuando llueve. Aunque es amplio y cuentan con un patio, mencionó que “desgraciadamente el local también es utilizado por la policía municipal, y muchas veces interrumpen nuestras labores”.

Los lunes y miércoles hacen gimnasia; martes, jueves y viernes bailoterapia. Además, cuentan con clases de canto, psicología y teatro. Marina Altamirano también es jubilada, y este proyecto de escuchar las sugerencias de los usuarios, le parece una buena iniciativa “porque no se ha dado mucho, últimamente tenemos esa apertura, hemos tenido la atención muy buena en medio del poco espacio y de las pocas especialidades”, agregó.