Juan Carlos Morales y la Academia

marcelo almeida pastorEl pasado mes de enero fue incorporado un joven talento imbabureño como nuevo Miembro correspoondiente de la Academia Nacional de Historia.
Su amplia labor como investigador y académico se refleja en 30 obras publicadas. La inmensa curiosidad, su creatividad, la perseverancia en el trabajo y la calidad de sus productos, son el aval para que se haya concretado este oportuno reconocimiento.


Morales manifestó: “Son diferentes miradas desde la época de los griegos, con un Platón que defendía el mito ante un Aristóteles que profesaba la razón. Y esta razón pura -a lo Kant- ha sido declarada como valor absoluto de la cultura de Occidente. Por eso los relatos de los abuelos y abuelas pasaron a ser una superchería porque el mito dejó de ser considerado como una revelación de los dioses…Además, es una antigua disputa entre dos vertientes, la una iniciada por el primer historiador griego Heródoto, quien fue a Egipto para encontrar las simbologías de antiguas prácticas mortuorias, y la otra, por Tucídides, historiador militar, donde sus evidencias de causa-efecto, dejan a un lado a la intervención de los dioses. Esa historia, considerada como el inicio de la ‘historiografía científica’, habría de perdurar casi 2 500 años, porque aún se cree que la historia es únicamente la que relata las guerras donde las voces de los vencidos no existe, los héroes convertidos después en estatuas y los personajes, en desmedro de una historia hecha de procesos, pero también de mitos”.
En el Acto formal de la Incorporación se escucharon discursos sobrios, motivados, creativos y profundos. El título del trabajo académico de la investidura de Morales fue “Historia oral y mitología: Brujas voladoras de la Sierra Norte”. Las ideas argumentales de los expositores desentrañaron el papel que juega la oralidad en la historia de los pueblos; sin duda, las leyendas y los mitos también forman parte de esa historia, de las identidades y de las culturas.
Con seguridad las contribuciones engrandecerán a la institución y al país.

 

Marcelo Almeida Pástor
malmeida@utn.edu.ec