Joven fue sentenciado a ocho años por un secuestro extorsivo

Cotacachi.- Con la reproducción del testimonio anticipado del menor de edad, quien fue víctima del secuestro extorsivo, se inició la prueba testimonial presentada por Fiscalía y la acusación particular, en contra de Carlos Patricio N., de 21 años de edad, acusado del intentar plagiar a un niño de siete años de edad.

El hecho se produjo la tarde del último 28 de octubre, en la parroquia de Peñaherrera, cantón Cotacachi.

Detalles de la audiencia
El ciudadano se acogió al derecho del silencio, sin embargo los testimonios de los moradores del sector, miembros policiales, la madre y la maestra de la víctima, fueron suficientes para que los jueces del Tribunal de Garantías Penales de Imbabura, le encuentren culpable y sentencien a ocho años de privación de libertad.

El defensor público, Darwin Erazo estuvo a cargo de la acusación particular junto a la madre del menor, y explicó que aproximadamente 12 moradores del sector habrían participado en el rescate del niño, quien luego rindió su testimonio anticipado.

“Como una de las pruebas periciales se presentó el informe de trabajo social, psicológico y psiquiátrico al procesado”, mencionó el abogado público vía telefónica a Diario EL NORTE, detallando que la audiencia se desarrolló de forma telemática y que, al inicio, el procesado acudió a la diligencia desde una cámara del Centro de Privación de Libertad de Personas Adultas Varones de Ibarra, sin embargo por una falla informática, fue trasladado hasta la Corte Provincial de Justicia.

Los hechos
Al medio del último 28 de octubre, miembros policiales se comunicaron vía telefónica con el teniente político de Peñaherrera, quien les indicó que se habría suscitado el secuestro de un niño de siete años de edad. Según les informaron a los uniformados, tras salir de la escuela el menor no regresó a su casa.

La madre del menos dio a conocer que recibió una llamada en donde le mencionaron que su hijo estaba secuestrado, y que si quería verlo regresar con vida, debía pagar 20 000 dólares. Los dirigentes del sector realizaron la búsqueda en el sector del mirador de Las Palmas y lograron recuperar al menor y aprehendieron al sospechoso.

Los padres del niño mencionaron que el sujeto, hace dos años, fue su vecino y retornó al sector tres días antes de los hechos.