Joshua es el motivo de una búsqueda que no tiene final

Otavalo. Lilia Acosta se ha convertido en un símbolo de persistencia.

Hace 126 días (14 de febrero) que Joshua Salinas, su único hijo desapareció de su casa. Literalmente la tierra se lo tragó.

Lo único que sabe es que su exconviviente y padre del menor, se lo llevó de su casa en la ciudadela Selva Alegre al sur de Otavalo.

Sin respuestas. A pesar de las denuncias puestas en la Dinapen y Fiscalía, hasta el momento la búsqueda ha sido infructuosa, al igual que los recorridos que ella junto a sus hermanos, ha hecho en las comunidades y pueblos no solo de Imbabura sino de la región norte y sur de Colombia.

La fe y esperanza por su hijo, han sido el antídoto para no desmayar. “Estamos en las mismas”, dice la mujer que por más fuerte que luce, la ausencia de Joshua la deprime.

Situación. “Doña Lilia no es la misma desde que Joshua se fue. Esperemos que aparezca, este sufrimiento debe terminar”, comenta María Torres, amiga de la madre de familia, que no encuentra solución alguna para el caso de su hijo.

Es la segunda vez que pasa por este dolor. La primera fue el 6 de julio de 2016 cuando su exconviviente se llevó a Joshua.

En aquel momento el menor tenía cinco años y se ausentó de su madre durante siete días.

Tras la denuncia a la Dinapen de Otavalo, el equipo investigativo lo encontró en el cantón Sucúa, provincia de Morona Santiago, un 13 de julio.

Hechos. “Él, tenía un cuarto independiente en mi casa. No sé los motivos por los que hizo eso. Ese 14 de febrero salí a realizar unas diligencias en la mañana y a lo que regresé en la tarde ya no estaban”, dijo.

Su expareja no solo se llevó a su hijo, sino la camioneta que ella tenía y un poco de dinero guardado. Las primeras investigaciones arrojan que el progenitor es de origen azuayo, por tanto se especula que se lo llevó de Imbabura a suelo morlaco.

A pesar de la distancia, la Dinapen de esa provincia, conoce el caso y están activados en su localización. Según conoció este rotativo, la alerta se encuentra activada a nivel nacional.

Triste realidad. En Ecuador existen más de 3 500 casos de desaparecidos. Un reporte de la Fiscalía de 2018 recogido por la Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador (Asfadec), asegura que las principales causas para la desaparición de personas son: problemas familiares (65%) problemas sociales (22%), otros (6%), problemas psicológicos (2%), problemas académicos (2%), problemas económicos y sentimentales (1%).