José Luis Paredes, el ‘Brizulito’ otavaleño

dep-2José Luis Paredes Cadena se ha convertido en una de las figuras más representativas del automovilismo en Imbabura. Médico de profesión, pero con una pasión indescriptible por las carreras de 4X4,   ha logrado participar en los diferentes campeonatos que se han desarrollado en el Ecuador.


A bordo de su Toyota, ha conseguido consagrarse como uno de los mejores y más hábiles pilotos en esta modalidad.
Es otavaleño de nacimiento y comenzó su carrera deportiva en 2013. Relata que en ese entonces inició su sueño de competir. Un sueño que se realizó luego de que en su infancia su padre inculcara en él y sus hermanos, el gusto por los autos.
“Mi papá nos llevaba a estas competencias, él era aficionado y como aportaba en la reparación de algunos autos, porque es mecánico, pues ahí entró este gusto por las carreras”.
A los de 30 años y conduciendo un vehículo marca FORD modelo 73 participó en las primeras competencias automovilísticas de ese entonces, pero por las condiciones del vehículo, no pudo completar ni un giro.
Un nuevo bólido fue adquirido un año más tarde. Un lapso de ocho meses duró la preparación del automotor y las adecuaciones requeridas para formar un auto todo terreno. Luis Paredes, su padre, y Juan y Danny, hermanos, lo ayudaron a trasformar la máquina con la que pudo competir durante el 2014.
“Hice contacto con una escuela de automovilismo de Argentina que nos asesoró y a mediados del 2015 pude cambiar de auto por otro Toyota con mejores características, al cual lo preparamos para correr en las últimas carreras, incluyendo el Campeonato Nacional en donde se obtuvo un buen desempeño y a su vez un puntaje importante”.

 

PASIÓN
Para José Luis, ser un piloto no es simplemente sentarse detrás de un volante.
“He tratado de conocer más sobre motores, leer e investigar para marcar la diferencia en este deporte, además de apoyarse en personas que tienen experiencia en el campo”.
Luego de una larga jornada profesional, en la que incluye de tres a cuatro horas de cirugía, reparar su auto, armarlo y conducirlo es parte de su rutina para desestresarse.
“Esto para mí no es un lucro es una manera de entretenerme haciendo algo que también me gusta”.

Experiencias, recuerdos, sustos y más…

El nombre de “Brizulito” proviene de un apodo con el que su bisabuelo, oriundo de Colombia, era conocido en Otavalo.

Los autos con los que ha competido siempre son de color azul, el tono preferido de este deportista.

En una ocasión, una falla mecánica hizo que el 50% del automotor termine incendiado en medio de una competencia.

Pertenece al Club de 4X4 Ciudad de Ibarra, aunque destaca el poco apoyo que las entidades públicas brindan a este deporte.

El número 343 proviene del mes de nacimiento de él y sus hermanos. José nació en marzo, Juan en abril y Danny en marzo.

Luis Paredes, su padre y hermanos colaboran, junto a otros profesionales, con las adecuaciones del automotor.

José Luis pertenece al grupo de 42 pilotos que participarán este 2016 en los campeonatos provinciales, regionales y nacionales.