Jornadas médicas gratuitas, un gancho para atraer clientes

Un total de 298 personas fueron atendidas en la segunda campaña de jornadas médicas gratuitas que se realizaron la semana pasada en el mercado 24 de Mayo de Otavalo. La jornada se llevó a cabo con la colaboración de la fundación Norte Sur, en coordinación con la asociación de vendedores 24 de Mayo.

Los días 4 y 5 de octubre se llevaron a cabo las primeras jornadas médicas en las que se atendieron a 496 personas. La semana pasada, los representantes de la fundación de ayuda social volvieron a las instalaciones del mercado 24 de Mayo por invitación de la asociación de vendedores del mercado municipal.

“Esta es un parte que hace la asociación a través del aporte de la fundación. Estamos planificando para realizar otra brigada de tres días. Coordinaremos acciones y socializaremos con los representantes de todos los sectores para que esto sea posible y esté bien organizado”, explicó Washington Vela, presidente de la asociación de Vendedores del mercado 24 de Mayo.

El representante de la asociación aseguró también que, la atención de las brigadas en las instalaciones del mercado, “ayuda a generar una fuente de ingreso para nuestros comerciantes, porque después de atenderse van también van a consumir alimentos y otros van a realizar sus compras en las diferentes áreas que tenemos en el mercado 24 de mayo”.

Comerciantes y sus familiares, ciudadanos de distintos barrios fueron beneficiados durante esta jornada. “Es una buena ayuda la que dan. Hay que aprovechar estas donaciones porque así podemos mejorar nuestra salud”, dijo Luis Enrique Iza, quien recibió un bastón y audífonos gratuitamente por la fundación.

Exámenes visuales, de glucosa, de medicina general, electrocardiogramas, y la entrega gratuita de lentes de lectura, audífonos y bastones, fueron parte de la jornada que se cumplió el pasado 15 de octubre. Santiago Garrido, coordinador de la fundación Norte Sur“, dijo que las brigadas recorren toda la provincia.

“Hemos considerado importante iniciar octubre en Imbabura. Llegamos a García Moreno, en Cuellaje, Alpachaca y todos sus barrios, hemos estado acudiendo a lugares estratégicos con la finalidad de poder brindar este servicio a toda la comunidad. Tendremos, aproximadamente, unas 1.500 personas que han sido atendidas durante este proceso que inició hace tres semanas”, detalló el coordinador de la fundación.

También se entregó medicamentos de forma gratuita y lentes, cuyo valor comercial fue subsidiado en un 60% a 80%, por la organización. La fundación tiene alcance nacional y se sostiene por el voluntariado.