Jornada Mundial de la Juventud

La Iglesia Católica con gran interés pastoral viene reuniendo a la Juventud del mundo a través de esta jornada instaurada por Juan Pablo II para una convivencia espiritual formativa que despierte el camino de la fe en la Juventud para continuar siguiendo a Cristo, Liberador de todo mal y que nos permite ser discípulos y misioneros en el mundo de hoy. Frente al consumismo materialista, el fenómeno de la drogadicción, la depresión, y otros males; es importante responder a Cristo con un corazón limpio y cumpliendo los mandamientos de Dios, para ser un buen cristiano y honrado ciudadano. En Panamá, se efectuará este esperado encuentro de la Jornada Mundial de la Juventud 2019, desde el 22 al 27 de enero; donde el Papa Francisco, participará motivando con el programa preparado y cuyo tema es: “He aquí la sierva del Señor; hágase en mí según tu palabra” (Le 1,38). La mayor parte de los jóvenes que participan en la Jornada Mundial de la Juventud irradian bienestar y la alegría de vivir, llaman la atención por su calma, la sonrisa, la delicadeza, la gentileza, la cooperación y la apertura. Tenemos que tener fe en estos jóvenes, que preparan una revolución espiritual silenciosa, pero muy activa. Como sus coetáneos, también ellos tienen problemas: alguno ya habrá tenido cierta experiencia con la droga o se habrá comportado de cierta manera sin tener en cuenta la moral cristiana. Viven experiencias y fracasos, pero tienen hambre de otra cosa y están en búsqueda de una esperanza.