Jorge Duque, un ibarreño amante del parapentismo y del deporte de aventura

Según el piloto local Jorge Duque, en el año 1995, él junto a Roberto Egas fueron los pioneros del parapentismo en Imbabura.

 

Ibarra.- Su preparación dentro y fuera del país han hecho que se transforme en un experto cuando a volar en parapente se refiere. Se trata de Jorge Duque. Para este deportista ibarreño e instructor máster de vuelo, el cielo prácticamente es su segundo hogar.

Historia
Duque explicó que está cerca de cumplir 26 años enrolado con esta disciplina aérea. Sin embargo, también dijo que los inicios del parapentismo en el Ecuador y en la “Provincia de los Lagos” fueron precarios, ya que prácticamente volaban utilizando parapentes viejos y cuadrados.
“Me incliné por este tipo de actividad, del vuelo libre, porque siempre me han encantado los deportes de aventura. Además del parapentismo, me agradan el kayak y rafting. También me gusta el montañismo. Por ejemplo, el año pasado pude llegar a dos cumbres: Chimborazo y Cotopaxi. Todo lo que sea acción, desde pequeño, siempre me han gustado”, añadió el deportista local.

Siente libertad
Sobre el parapentismo, disciplina que aún practica y en la que tiene certificaciones nacionales como internacionales como instructor, Jorge Duque mencionó que lo que más le gusta de este deporte es la sensación de libertad que se produce cuando vuela, además de compenetrarse directamente con la naturaleza.

Ya son tres generaciones Algo que también llena de alegría y satisfacción al piloto es que tres generaciones de su familia aprendieron a volar en parapente. Primero lo hizo su padre, Jorge Eliecer Duque, luego tomaron la posta él y Santiago, su hermano menor, y, en la actualidad también la práctica su hijo Jorge Andrés.