Jhonatan Narváez llegó entre los 10 primeros en el Giro

El campeón de Francia, Arnaud Démare (Groupama), es el rey del esprint del Giro y lo demostró dando la segunda lección a sus rivales como ganador de la sexta etapa, entre Castrovillari y Matera, de 188 kilómetros, en la que el portugués Joao Almeida (Deceuninck Quick Step) retuvo la maglia rosa.

El ecuatoriano Jhonatan Narváez (Ineos Grenadiers), fue el mejor de los ecuatorianos lllegando entre los 10 primeros de la etapa.

Démare, de 29 años, aguantó junto a los principales velocistas los rigores de las subidas urbanas de Matera y se impuso con autoridad, como una estrella fugaz, con un tiempo de 4h.54.38, por delante del australiano Michael Matthews (Sunweb) y del italiano Fabio Felline (Astana).

En la general no hubo alteraciones. Los favoritos estuvieron atentos ante un final complicado y no se produjeron despistes de bulto. El portugués Joao Almeida vive la vida en rosa, seguido por el español Pello Bilbao (Bahrain McLaren) a 43 segundos y por el holandés Wilko Kelderman (Sunweb) a 48.

Los ecuatorianos Narvaez, junto con Jonathan Caicedo y Alexander Cepeda  ocupan los puestos 40, 88, y 96 de la general, en ese orden.

Este viernes la séptima etapa llevará al pelotón desde Matera a Brindisi a través de 143 kilómetros sin montaña, otra oportunidad para los velocistas.