Joe Bien gana las elecciones de EE.UU., según proyecciones de medios

Washington (EFE).- El candidato demócrata a la Casa Blanca Joe Biden se convirtió este sábado en el presidente electo de EE.UU. después de haber conquistado el estado clave de Pensilvania, indicaron las proyecciones de las cadenas CNN, CBS y NBC. 

Biden, el candidato presidencial que más votos ha ganado en la historia de EE.UU., superó la cifra mágica de 270 compromisarios que necesitaba en el Colegio Electoral tras confirmarse que ganará en Pensilvania.

Su compañera de fórmula, Kamala Harris, hizo también historia al convertirse en la primera mujer elegida jamás como vicepresidenta de EE.UU., además de la primera mujer negra que llegará a ese cargo, cuando ambos asuman la Casa Blanca el 20 de enero.

La proyección llegó después de casi cuatro días de agónica espera en Estados Unidos, mientras los estados contaban el récord de papeletas enviadas por correo en las elecciones con más participación de la historia del país.

Las principales cadenas de televisión hicieron la proyección poco antes de las 11:30 de la costa este (16:30 GMT), cuando Biden amplió su ventaja en Pensilvania a más de 30.000 votos sobre el presidente estadounidense, Donald Trump.

Poco antes, Trump había proclamado en Twitter que había ganado la reelección “por mucho”, algo falso.

Actualmente, Biden suma 284 delegados o 273, dependiendo de si se toma en cuenta Arizona o no, donde algunos medios no han proyectado todavía su victoria allí, lo que sí que hicieron otros la noche electoral como la agencia AP y Fox News; mientras que Trump tiene 214.

Mientras tanto, el conteo continúa y las autoridades locales esperan ofrecer nuevos resultados a lo largo de la jornada en Nevada, Georgia y Arizona, aunque advierten de que el proceso a partir de ahora podría ralentizarse aún más.

Trump se ha encomendado a las demandas que ha presentado en varios estados clave, pero es improbable que ninguna de ellas pueda invalidar los votos suficientes en ningún territorio.

Descartan posible fraude electoral

Una de las autoridades de la Comisión Federal de Elecciones ( FEC, en inglés) aseguró este sábado que “no ha habido evidencia de fraude” en las elecciones presidenciales, tal como ha denunciado, sin aportar pruebas, el gobernante y aspirante republicano, Donald Trump.

“Ha habido muy pocas quejas sobre cómo se llevaron a cabo estas elecciones”, afirmó Ellen Ellen Weintraub, comisionada de la FEC, una agencia federal independiente que se encarga de velar por el cumplimiento de las leyes de financiamiento de campañas en los comicios en Estados Unidos.

“Muy pocas quejas justificadas, déjenme decirlo así”, puntualizó la funcionaria, en declaraciones a la cadena CNN, e insistió en que “no hay evidencia de ningún tipo de fraude electoral” ni de que se “hayan emitido votos ilegales”.

En un mensaje publicado hace dos días en su cuenta de Twitter, Weintraub señaló que en Estados Unidos las elecciones “son la forma en que la que el pueblo decide quién lo gobernará”.

“Los candidatos no pueden decidir, el presidente no puede decidir; los votantes deciden”, apuntó.

Trump, quien aspira a un segundo mandato presidencial, ha lanzado acusaciones no corroboradas de fraude electoral y puesto en duda la legitimidad de todo el sistema de voto por correo.

Este sábado, el líder republicano denunció, sin pruebas, que decenas de miles de votos recibidos “ilegalmente” tras el cierre de los centros de votación en Pensilvania, uno de los estados más codiciados en la puja por la Casa Blanca, cambiaron “total y fácilmente” los resultados a favor de su rival demócrata, Joe Biden.

Según el mandatario republicano, “ilegalmente”, no se permitió observar “cientos de miles de votos” cuya ubicación no precisó, y advirtió que esto “TAMBIÉN cambiaría el resultado en numerosos estados, incluyendo Pensilvania, que todos pensaron que fue fácilmente ganado en la noche de las elecciones”.

El hilo de mensajes de Trump, cuatro en total, fue posteriormente etiquetado por Twitter, que señaló que “parte o todo el contenido compartido en este tuit está en disputa y podría ser engañoso sobre una elección u otro proceso cívico”.