Jindal inicia despidos en Bolivia pese a posible renegociación de su contrato

jindal-boliviaLa Paz, 13 jun (EFE).- La empresa india Jindal entregó a sus trabajadores en Bolivia cartas de preaviso de despido, pese a que el presidente Evo Morales ratificó su intención de renegociar el contrato para que la siderúrgica continúe en el país, informaron hoy sus empleados.

La firma entregó las cartas a los 150 empleados de su filial en Bolivia, avisándoles que sus contratos laborales cesarán en 90 días, confirmó hoy a Efe por teléfono un portavoz de los trabajadores de Jindal, Sandro Rejas, desde el pueblo de Puerto Suárez, sede del proyecto minero El Mutún, en la frontera con Brasil.

Según Rejas, los ejecutivos de Jindal justificaron los despidos alegando que todavía no han recibido una respuesta de la estatal Empresa Siderúrgica Mutún (ESM) a su solicitud de resolver los problemas que han trabado la explotación del hierro del yacimiento.

Agregó que los trabajadores solicitaron una reunión con ESM, que representa al Gobierno en el proyecto, porque los despidos muestran que Jindal abandonará el país, salvo que el Ejecutivo le de “las condiciones para que pueda continuar el trabajo”.

Jindal Steel & Power Limited firmó un contrato en 2007 para explotar la mitad del yacimiento, un cerro con 40.000 millones de toneladas de distintos minerales, principalmente hierro.

La firma india pidió el 8 de junio en una carta la rescisión del contrato al alegar que el Gobierno no le entregó las áreas que necesita para sus operaciones y no le garantiza la provisión de gas natural para el funcionamiento de una planta siderúrgica.

El Ejecutivo boliviano ha insistido en que la firma india incumplió con las inversiones comprometidas y le ha impuesto dos multas por un total de 36 millones de dólares, acciones calificadas de “prepotentes e ilegales” por Jindal.

El presidente Morales justificó hoy en una rueda de prensa las sanciones al asegurar en una rueda de prensa que “no hay perdón” cuando una empresa incumple sus compromisos con el Estado.

“Falso, totalmente falso cuando Jindal dice que no queremos garantizar gas (…) Lamento mucho que use al Estado con mentiras seguramente porque no está cumpliendo con su contrato”, dijo Morales, aunque luego insistió en que su Gobierno “está dispuesto a revisar sus contratos” con la siderúrgica.

El Gobierno de Morales, que no ha logrado concretar casi ninguno de sus proyectos industriales desde que llegó al poder en 2006, ha anunciado que ESM estudiará la posibilidad de hacer más inversiones para explotar la mitad de la mina que sigue en manos del Estado.

El alcalde de Puerto Suárez, Roberto Vaca, descartó hoy la huelga vecinal y el bloqueo de la carretera hacia Brasil anunciados previamente a los medios porque, según dijo, confían en que el conflicto se resolverá y la empresa india continuará operando.