Jimena baila e impone su ritmo

p2f1-otavalo

 OTAVALO. ¿A quién no le gusta la música? Música para bailar, para relajar, compartir, para educar y entretener. Hay música para todo, incluso para el bebé que aún no ha nacido.
Musicalísima. Desde el vientre de su madre, el bebé puede escuchar y sentir la música, e incluso seleccionar los distintos sonidos. Así de sencillo y rápido se sintetiza la vida de Jimena Betsabe Guerra Aguilar.

 

Perfil. Una pequeña artista quien desde que estaba en el vientre de su madre bailaba y disfrutaba. Aunque parezca extraño esa es la causa para que la estudiante del sexto año de básica de la escuela Municipal de Otavalo destaque con su talento.

Estilo. Sus movimientos, rapidez y técnica le dan ese toque distinción. Al menos así lo entienden sus padres William y Jimena quien son el apoyo incondicional para la pequeña ‘Jime’, como la llaman sus amiguitos.

Palabras. “Desde que nació siempre le gustó la música y bailar. Desde que tenía dos años empezó a bailar”, recuerda con satisfacción su madre. Precisamente el año pasado fue cuando se adentró de lleno por su pasión. Ingresó al grupo de danza de la escuela donde estudia y luego a la escuela de artes que regenta el Municipio de Otavalo.
Vida. Jimena es una niña tranquila. Dedicada en todos sus quehaceres. Es la mejor de tres hijos Diego de 21 y William de 18 años son sus hermanos mayores. En la escuela se ha ganado el respeto de sus compañeritos. Sus calificaciones y dedicación también juegan a su favor.

ARTISTA. Jimena ha recorrido toda la provincia bailando. Con la Escuela de Artes del Municipio son los encargados de presentarse en todo tipo de acto oficial. Desde pregones hasta la inauguración de la pasada Casa Judicial, donde ella se robó los aplausos.