Jhonatan Narváez: “Extraño estar 6 horas sobre la bici”

Jhonatan Narváez: “Extraño estar 6 horas sobre la bici”

IBARRA.- Diario El Norte habló con el pedalista profesional del Team Ineos de Inglaterra, Jhonatan Narváez. Él contó el trabajo que hace ahora desde casa.

“Tenía muchas ilusiones de ir a Europa. El viaje se suspendió 5 días antes de lo previsto, fue una pena por la preparación que hice desde diciembre del año pasado”, relata el ciclista Jhonatan Narváez.
“La opción de hacer cuarentena allá no estaba dentro de los planes del equipo. Me hubiesen enviado antes a la casa como hicieron con Richard (Carapaz). Lo que más extraño es llegar con hambre a la casa después de pasar 6 horas sobre la ‘bici’, irme a comer bizcochos a Cayambe y sentir la brisa de los descensos y la adrenalina de escalar las montañas”.

Cambio total en su vida.
“Todas las mañanas me despierto 8:30, muy poco habitual en mi ya que en el horario normal de entrenamiento me levanto a las 06:00. Luego voy a la cocina a beber agua caliente con limón para luego ubicar mi bicicleta sobre el rodillo, asegurándome de tener la suficiente hidratación durante el entrenamiento. Una vez equipado con zapatillas, licra, pulsómetro y una toalla que me acompaña para limpiar el sudor, empiezo mi trabajo dentro de casa. A veces escucho música, otras simplemente observo la pared, el cielo o el árbol de mandarinas que esta afuera de la casa.
También miro videos en youtube o leo durante el entrenamiento, se puede hacer esto ya que la sesión no es tan dura dadas las circunstancias que estamos viviendo. Soy afortunado de momento al tener a mi lado dos simuladores más con los cuales entreno, se trata de los hermanos de mi novia. Intentamos hacer llevadero el tiempo sobre la ‘bici’ y el simulador hablando de cualquier relato como por ejemplo de las pálidas que viví en el Giro de Italia.

Sigue la rutina.

El trabajo termina a las 11:00 y allí voy al desayuno empezando por un buen café, como me gusta, huevos, fruta, yogurt, frutos secos, que es mi menú favorito y después de eso más café.
Esta es mi rutina diaria. Actualmente resido en Ibarra. Espero que las cosas se solucionen pronto. Soy joven, aún tengo toda una vida por delante y también tengo claro que algún día no solo dependeré de la bici para vivir. Pienso que a nivel global todos buscamos tranquilidad.
Les envío un mensaje a los deportistas que ante todo hay que tratar de estar serenos y no perder la ilusión de volver con toda la motivación para cumplir con las cosas mejor que antes. Siempre ser optimistas y positivos.
Esto (la cuarentena por la pandemia del Covid-19) es a nivel global y seguro que alguna lección vamos a tener y cada ser humano va aprender. Es momento de aprovechar el tiempo que se tiene con la familia haciendo cosas productivas, tolerándose los unos a los otros”.