Jefferson Pazmiño y Sandrigo Portilla son los primeros Cabuncos

canbuncosSandrigo Portilla y Jefferson Pazmiño inscribieron sus nombres como los primeros ganadores en la Persecución del Carbunco. El evento hípico similar a la Cacería del Zorro, copó la atención de los aficionados que se agolparon a lo largo del trayecto.

Expectativa. “Es la primera vez que tenemos un evento de esta magnitud. Se puede ver que los jinetes saben dominar sus caballos”, relata Mario Jiménez, mireño de 54 años.   

antecedentes. El Carbunco es parte de una leyenda del perro del diablo (ver nota vinculada), que se origina en la zona andina del país. En lo deportivo fue la primera competencia hípica que se efectuó en Mira.

en acción. El recorrido de competencia superó los 2 kilómetros. El punto de partida fue en el sector del cementerio de Mira, hasta el sector de La Portada, pasando por el camino viejo. Las pendientes y caminos de segundo orden le pusieron la emoción a la competencia. Los jinetes se extendieron al máximo.

ganaron el selectivo. Emilio García y Ronald Reina fueron los primeros carbuncos que se ganaron el status por ganar el selectivo que se hizo. Sin embargo la alegría les duró poco, pues en competencia Sandrigo Portilla y Jefferson Pazmiño se llevaron el premio. (Un accesorio similiar a la cola del zorro).

emoción total. “Estoy contento por este premio. Es un orgullo para mí poder ser el primer ganador de la categoría élite”, comentó con emoción Pazmiño quien representó al club hípico Los Pardos de Tulcán.

 

 

Carbunco entre Mito y Leyenda

 

Se trata de un animal fabuloso, propio de la Sierra de nuestro país. En las zonas del centro y el norte de esta región se lo describe como el perro del diablo, que tiene un lucero en la mitad de su frente y ojos de fuego que paralizan a cualquiera que lo vea. Aparece ocasionalmente en las noches oscuras y en los lugares solitarios. La persona que se llegue a encontrar con este ser, puede resultar favorecida si lo atrapa y le quita el lucero.