Javier Silva, un ibarreño que conquista Grecia con su voz

Ibarra.- Cantar y tocar un instrumento musical ha sido la pasión de Javier Silva, un ibarreño que compite en el reality show La Voz de Grecia, país donde reside actualmente.

Mientras aquí eran las 10 de la mañana y en Grecia las 5 de la tarde, Jorge contó a través de WhatsApp que se encuentra en la tercera etapa de La Voz. “Entré al concurso con el fin de encontrar más oportunidades con la música”, dijo.

Se presentó en las audiciones y desde ese primer momento logró cautivar a los jueces, que son reconocidos artistas de Grecia.

Javier también busca ganar el reality, pues considera que es una buena oportunidad para tener trabajo y poder salir a otros países e internacionalizar lo que hace.

El premio es un contrato por un año para la grabación y promoción de un disco. “Si no lograra el primer puesto, de todos modos la gente mira mucho esta clase de programas y uno ya se hace bastante conocido, es una gran publicidad”. Agregó que independientemente de no ganar el concurso confía en que le saldrá un buen trabajo.

Vivencias
El ibarreño salió de Ecuador por la situación económica y porque aseguró que siempre le gustó viajar y en especial conocer Europa. En su tiempo de estadía se casó en Grecia con Simona Gusavan y actualmente tienen un hijo de 14 años, Sergio Silva Gusavan.

Vive 16 años en Atenas, Grecia, viajó a Europa en el 95 y vivió además en otros países como Hungría, Austria y Alemania. Durante su trayecto estuvo acompañado de la música.

Cuenta además que conoció amigos ecuatorianos, bolivianos, peruanos con quienes también se movilizaba, el trabajo principal era tocar en las calles, metros, algo normal en Europa. “Vendíamos también nuestras artesanías y con eso nos manteníamos muy bien”, añade.

La fuente de ingreso de Jorge es la música y la venta de artesanías cuando hay buen tiempo en especial en la primavera y verano. Cuando se dedica a cantar en la calle mencionó que el trabajo sí rinde y es reconocido por la gente.

Sin embargo, antes de la pandemia ya contaba con tres trabajos en restaurantes y con un buen sueldo, pero por la pandemia ahora solo se dedica a cantar en la calle.

Estudios y recuerdos de un ibarreño

Terminó sus estudios en la Unidad Educativa Otavalo, luego ingresó a estudiar Ingeniería Forestal en la Universidad Técnica del Norte, pero por el problema económico en su familia, tuvo que dejar los estudios y es ahí cuando tuvo la oportunidad de viajar a Europa. Aquí en Ibarra vive toda su familia, madre, hermanos, sobrinos, abuelitos, tíos. Su padre Rubén Silva fue un cantante conocido en los 70. “Mi papá hizo mucha fama en ese entonces, mi familia también se dedica a la música”, comentó Javier.

Javier Silva (de sombrero) junto a un grupo de amigos
Javier Silva junto a su esposa Simona Gusavan y su hijo de 14 años de edad, Sergio. Esta fotografía fue tomada en Yahuarcocha.