Janina Guzmán se despide del reinado de la Ciudad Blanca

janina guzman

Ibarra.- Un informe con tinte de despedida es el que rindió la reina de la Ciudad Blanca, Janina Guzmán en la víspera de la entrega de corona, actividad que se desarrollará mañana y que está programada a las 19:30 en el Coliseo Luis Leoro Franco.


“A la próxima reina le dejo la batuta para que continúe con la labor y, sobre todo, entregue su corazón a los más necesitados”.
Destacó  la labor hacia los sectores que más lo necesitaron.

Experiencia La soberana saliente expresó que en toda su gestión se dedicó a la obra social y a ser parte de los eventos con los hermanos cantones de la provincia.
Se enfocó en los sectores vulnerables, visitando fundaciones como Cristo de la  Calle;  trabajó en la concienciación de la gente al respecto de apoyar a las personas con discapacidad visual; junto con la Cruz Roja incentivó a la donación de sangre y “el chocolate caliente” se convirtió en un nexo para escuchar los problemas  de la población.
Fue parte también de los programas que pusieron en marcha “Jóvenes contra el cáncer”, una experiencia maravillosa según dijo, por la valentía con la que estos chicos enfrentan su enfermedad.


“Son momentos únicos los que viví en este año con la gente de mi ciudad, el legado que me queda es inmenso, las ganas de servir siguen intactas, mi obra continuará por las personas que más lo necesitan desde otra faceta”, acotó. Agradeció al ingeniero Álvaro Castillo, alcalde del cantón y a través de él a toda la municipalidad, por el apoyo incondicional.
La Caja de la Alegría con jóvenes que recibieron donaciones como víveres y ropa se entregaron a habitantes del sector rural.
Se sumó a la campaña de donación de sangre, así como la entrega de presentes por el Día del Amor y la Amistad.


Califica como una de las experiencias más bonitas la visita a los abuelitos y abuelitas de los asilos Santa Luisa de Marillac, San José y León Ruales, de quienes recibió innumerables consejos.

Una labor que la realizó sola sin su Corte de Honor, pero con apoyo de la empresa pública y privada, de las autoridades. Experiencias que seguramente siempre las tendrá presente en su corazón.