Jairo P., declarado inocente en el caso del accidente de la San Gabriel en Otavalo

Otavalo. La jueza Raquel Maza ratificó la inocencia de Jairo P., y ordenaron su libertad tras permanecer en la cárcel de Ibarra.

Con unos 10 minutos de retraso inició la audiencia en donde se conoció la sentencia de Jairo P., supuesto responsable del accidente de bus, de la cooperativa San Gabriel, hecho que se registró el 24 de septiembre del 2017, en el redondel de González Suárez, en Otavalo, y que dejó 14 personas fallecidas.

Proceso. Minutos antes de que empiece esta audiencia, el abogado Luis Alberto Oña, quien representó a una de las víctimas, explicó que esperaban que la persona infractora, en este caso el chofer que sacó la frecuencia, sea sancionado con lo máximo de la pena de prisión, que establece la ley por no cuide la vida de las 42 víctimas.

Según el COIP, la pena máxima es de tres a cinco años.

Antes de la audiencia, de acuerdo al abogado, las autoridades actuaron con objetividad. “Un poco lenta, pero hemos obtenido los resultados que establecimos durante la defensa técnica que realizamos en este proceso de dos años”, indicó el abogado.

La otra persona involucrada en este caso, Joffre, ya fue sentenciado a la pena máxima de cinco años, que está cumpliendo en la cárcel de Cuenca.

Testimonio. Las víctimas del accidente y familiares de los fallecidos han sido parte de esta audiencia que se desarrolló en el Complejo Judicial de Otavalo.

Marubia García recuerda que se subió a este bus con destino a El Juncal, en la terminal de Carcelén.

“Me dormí pasando el peaje de Oyacoto, pero me desperté y desde Guayllabamba empezó la velocidad, ya no se pudo controlar el carro porque ahí dijeron que habían cambiado de chofer. Yo logré salir sola, pero luego no pude pararme me sentía mal, estuve cuatro días en terapia intensiva”, dijo Marubia.