Iván Minda, un obispo que busca recuperar la fe católica

Ibarra., Con monseñor Guido Iván Minda Chalá nos volvemos a encontrar luego de varios años.

Él no ha cambiado su forma de ser y sus principios tampoco han sido vulnerados.

El religioso, oriundo de la zona de Intag, llegó a Imbabura en calidad de Administrador Apostólico de la Diócesis de Ibarra para tomar la posta que le entregó monseñor Valter Maggi quien se vio obligado a renunciar para retornar a Italia en procura de cuidar de sus padres.

El encuentro casual en las calles de Ibarra precedió a esta entrevista. Con su caminar pausado y su tono tranquilo pero firme, accedió a conversar con EL NORTE.

¿Cómo se dio su nominación? Cuando una Diócesis queda vacante, sea por renuncia, límite de edad, porque el obispo diocesano ha fallecido, ha sido trasladado a otra Diócesis o ha sido removido por casos graves, no se provee inmediatemente un obispo diocesano

¿Cómo es ese proceso? Es un proceso de consulta a cargo del Nuncio Apostólico y por eso se nombra un Administrador Diocesano o un Administrador Apostólico. La diferencia es que el primero es un sacerdote que le nombra el Consejo de Consultores que lo preside el Vicario General, pero habitualmente se nombra un Administrador Apostólico que es un obispo nombrado directamente por el Papa por un período corto.

¿Tiene dos funciones? Yo no me puedo desligar de la tarea como Obispo Auxiliar de Guayaquil, también debo cumplir la tarea de Administrador Apostólico.

¿Y los tiempos, Monseñor? Voy a ir a Guayaquil cada 15 días después de la misa del domingo por la noche para estar el lunes en la mañana en el Puerto Principal porque hay la reunión de obispos y el martes hay reuniones de vicarios.

El miércoles por la noche estaré de retorno a Ibarra.

¿Su lineamiento cuál es? Yo he tenido la suerte de trabajar cerca de varias escuelas eclesiales: la Franciscana (con Bernardino Echeverría), la Jesuita (con Julio Terán Dutari) y la escuela de la prelatura del Opus Dei (con Antonio Arregui Yarza).

Todas tienen su perfil propio e interesante, yo he intentado quedarme con lo mejor de cada una.

¿Cuál es su intención?

Yo vengo con la intención de continuar la obra de la iglesia hasta que se dé la provisión definitiva.

Voy a enterarme de la situación y ver en que puedo avanzar para mejorar. En toda administración hay de todo.