Ismael Enrique Arciniegas, el primer colombiano ejecutado por narcotráfico en China

ejecutadookIsmael Enrique Arciniegas Valencia se convirtió este lunes en el primer colombiano en ser ejecutado en China, posiblemente el primer latinoamericano (aunque es difícil saberlo debido al secretismo chino respecto a estos temas).
Y fue ejecutado a pesar de intensas gestiones de la Cancillería de Colombia para que evitar que se cumpliera la sentencia de pena de muerte que había recibido en 2013, informó la BBC.

Arciniegas había sido detenido en 2010 y se encontraba recluido en la prisión de la ciudad de Cantón, en el sur de China.
El hombre, de 72 años, había reconocido que llevaba casi 4 kilogramos de drogas que le pidieron traficar a cambio de USD 5 000, según un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia.

Según informó Liu Tao, vocero de prensa y director de la sección política de la embajada de China en Colombia, alguien descubierto con 50 gramos de estupefacientes (opio, heroína, cocaína, marihuana y otros) puede ser condenado en su país a desde 15 años de prisión hasta pena de muerte, pasando por cadena perpetua, sin importar su nacionalidad.

“Tiene un valor educativo para todo el pueblo colombiano”, dijo Liu Tao respecto a la ejecución de Arciniegas.
Poco antes de que se publicara este artículo la Cancillería colombiana envió una última nota pidiendo clemencia a China, la última de una serie de gestiones que incluyeron un encuentro la semana pasada entre la canciller María Ángela Holguín y el embajador de China en Colombia, Li Nianping. Ninguna rindió frutos.