Isaac, reconocido campeón de escalada, está pisando fuerte en Europa

El dos veces Campeón Panamericano Juvenil, Isaac Salvador Estévez Vallejo, es un ibarreño que está pisando fuerte en Europa. Su talento y dedicación le han llevado a ser parte de la selección española de escalada como entrenador en la modalidad de velocidad.

“El desafío europeo para mí fue súper duro, ya que es una decisión durísima separarse de los seres queridos padres y hermanos, pero tenía un sueño y era seguir compitiendo en mundiales como sea, ya que mi país no me apoyaba. Surgieron muchas aventuras de la vida, historias por el viejo continente”, empezó relatando Isaac sobre su decisión de haber viajado a tierras europeas.

Estévez cuenta que llegó a Bilbao en el norte de España donde encontró un poco de estabilidad para volver a entrenar. “Empecé a llevar la selección de velocidad de la provincia de Euskal Herria en donde logre ser campeón de escalada de Boulder de esta provincia. Posterior a esto surgió el casting para el programa de Ninja Warrior. Luego de este reto empecé a competir en copas de España. Se vino el primer Campeonato de toda la historia de España en la modalidad de escalada velocidad en Barcelona 2017, donde logré ganar esta competencia”, dijo el deportista ibarreño.

“Mi faceta de técnico entrenador de la selección de España, en la modalidad de velocidad, empieza con una conversación con la mente brillante y actual seleccionador de España de escalada, David Macià, uno de los mejores estrategas de escalada del mundo. Con él nace la idea de crear un equipo especializado en la escalada de velocidad.

A finales del 2019, me da la oportunidad de empezar a trabajar cada fin de semana ayudando en su preparación técnica de velocidad al actual campeón Olímpico Alberto Ginés”, explicó Estévez. La primera competición a la que viajó Estévez como Técnico, a cargo del equipo español de velocidad, es el europeo juvenil de Bochum – Alemania, donde lograron dos medallas de oro con Alejandro Bernabé y Alberto Ginés.

“Alberto para mí es un guerrero que me ha demostrado y me ha enseñado tanto en estos dos años. Estoy infinitamente agradecido a la vida por esta aventura y a David Macià por confiar en mí. Creo que siempre fue mi sueño competir en unas olimpiadas no pude ni siquiera intentarlo porque mi país no me apoyó y cuando mejor estaba deportivamente siendo hasta décimo del mundo decidieron sacarme del Alto Rendimiento. No me rendí. Son cinco años ya lejos de mi gente y mi familia en busca de un sueño que, hoy lo veo hecho realidad”, finalizó Isaac Estévez.