Irak: diez años después

alberto molinaEl ataque del 11-S trastornó a los norteamericanos, vivieron una verdadera psicosis frente a la posibilidad de ser atacados por armas químicas y bacteriológicas, el gobierno aprobó leyes que restringían derechos civiles, principalmente para los extranjeros, con especial dedicatoria a los de origen árabe, todo el mundo era un potencial sospechoso y podía ser detenido sin fórmula de juicio. El primer país en ser “castigado” fue Afganistán, un país pobre y atrasado. Los norteamericanos y sus aliados atacaron a las fuerzas fundamentalistas de los talibanes por ser los principales sospechosos de albergar en su territorio al enemigo número uno, Osama bin Laden.

  El país fue ocupado por las fuerzas de EE.UU y sus aliados, lejos de poder capturar al escurridizo Osama bin Laden, las fuerzas de ocupación sufrieron permanentes ataques. Mucho esfuerzo les costó a los norteamericanos dar con el paradero de bin Laden y liquidarlo. El 19 de marzo del 2003, se pone en marcha la maquinaria de bélica para derrocar al  dictador iraquí Saddam Hussein; de nada sirvió la negativa del Consejo de Seguridad de la ONU de dar el aval para una invasión a Irak y los informes de la Agencia Internacional de Energía Atómica, también de la ONU, que no había encontrado evidencias de que Irak tenía Armas de Destrucción Masiva (ADM) y lo poco convincentes argumentos de EEUU,  que decían que Hussein mantenía conexiones con la red terrorista de Al Qaeda; detrás de esta parodia estaba el interés de los EE.UU.  por controlar la riqueza petrolera que posee Irak. Han pasado 10 años, estamos peor que en la era de Hussein, opinan los dirigentes shiitas, minoría oprimida por el dictador; además de los sabotajes a la industria petrolera, reina el caos, los diarios e imparables actos terroristas, los saqueos, la sed, el hambre, Irak se ha convertido en un verdadero infierno. Si bien es cierto, ha terminado la guerra, el balance es catastrófico, cientos de miles de víctimas civiles iraquíes han sufrido los efectos de la guerra; por otro lado las fuerzas norteamericanas han pagado un precio muy alto, se dice que las víctimas son mayores que las de Vietnam… al fin se cierra otro capítulo de la historia. 

 

Coronel (r) Alberto Molina Flores
albertomolina46@yahoo.es