¿Y la fuerza de la ID?

El otrora partido ‘naranja’ hoy al parecer anda sin brújula. Hay disputas que han dado al traste con esa imagen fuerte y dinámica de la Izquierda Democrática que tuvo su época brillante en las décadas del 70-80 y 90 en donde era evidente el poder político de la mano de Rodrigo Borja, Andrés Vallejo, Raúl Baca Carbo, Xavier Ledesma Ginatta, Patricio Romero Barberis, Marco Landázuri, Gustavo Darquea, etc., y lógicamente, los grandes liderazgos provinciales.Hoy las cosas son diferentes y es notorio que las ambiciones personalistas han llevado a una especie de cadalso a un partido político que marcó una época. La opinión pública y la propia militancia que se siente debilitada, han  visto con tristeza la serie de acusaciones  públicas que dan al traste con la fuerte estructura organizacional que tenía.  Públicamente se han atacado, se han deslegitimado las directivas que se pelean por el liderato institucional. La noticia que da cuenta que no se logró conseguir las firmas para participar en el proceso eleccionario y hoy tiene que unirse a otras tiendas para mantenerse vigente, duele a muchos. Los malos pasos pueden conducir a la extinción de un partido que hizo historia.