¿Y el reglamento de la ley?

Las realidades van más allá de los discursos, de las probabilidades y de las coyunturas. La economía del país no alcanza a reincorporarse totalmente y hay un panorama no tan alentador para el año 2019, año que empieza con una jornada electoral a la que aspiramos que en las urnas se escoja a los más capacitados de los tantos bisoños que no sabemos para qué quieren llegar a ocupar dignidades seccionales. En un análisis de Cordes, se indica que de “entre las 17 observaciones hechas por la Asamblea a la Proforma del Presupuesto General del Estado para 2019 que el Ejecutivo envió a finales de octubre, está el llamado al Gobierno a emitir el reglamento para la Ley de Fomento Productivo”. La ley, de alguna manera, podría señalar un camino optimista para que Ecuador retome impulso, pero la demora en emitir el reglamento de la ley resulta una contradicción, más aún cuando el gobierno quiere entregar el rol protagónico al sector privado.