¿Una entidad acéfala en Otavalo?

p8

OTAVALO En la Liga Deportiva Cantonal Otavalo, lo que ha hecho noticia en las últimas semanas, no es precisamente la actividad deportiva, sino los varios problemas que se han suscitado en la dirigencia y que preocupa, indudablemente, también a la ciudadanía en general.


La licenciada Carla Andrea de la Vega Reyes, coordinado general regional zona 1 del Ministerio del Deportes, suscribe la Resolución Administrativa Nor. MD-CZI-2016-0057, mediante la cual “rechaza el recurso de apelación presentado por Liga Deportiva Cantonal de Otavalo, por improcedente…” Se refiere a la apelación que presentara el licenciado Gonzalo Proaño Albuja, quien ejercía las funciones de presidente de LDCO y que aspiraba a la reelección.
Tras la convocatoria hecha por Proaño a una asamblea, logró su ratificación, pero la misma fue impugnada por dirigentes de tres clubes entre los que consta el Club Deportivo Especializado “Maracanᔠal que se pertenece el vicepresidente de la Liga Cantonal, Gunther Guerra.

SEGUIMIENTO
En aquella ocasión, la extesorera de la institución y también integrante del “Maracaná”, Cristina Guerra, observó varios artículos de la Ley del Deporte y la normativa que rige a la matriz del deporte otavaleño y deslegitimó, desde ese momento la reelección de Gonzalo Proaño, quien desde la impugnación del proceso se vio “atado de pies y manos” para cumplir su papel como presidente de la institución. De por medio ya estaba el problema bajo conocimiento de la Federación Deportiva de Imbabura y posteriormente de la Regional zona 1 del Ministerio del Deporte. Curiosamente, el mismo presidente de la Federación Deportiva de Imbabura, Fredman Gomezjurado, quien estuvo presente y posesionó a Gonzalo Proaño como presidente reelecto, fue el que emitió una resolución, solicitando que Proaño Albuja se abstenga de ejercer actividades en calidad de tal. Esa decisión fue apelada por Proaño ante la coordinación regional, que, a través de su coordinadora Carla de la Vega “ratifica en todas sus partes la resolución del expediente Nro. FDI-DP-2016-0001 emitida por la Federación Provincial Deportiva de Imbabura del 12 de enero de 2016”.
Además, en la resolución consta “dejar sin efecto la Asamblea General Extraordinaria de la Liga Cantonal de Otavalo, realizada el 21 de diciembre de 2015”, en la misma en que se produjo la reelección de Gonzalo Proaño.
En el documento se pide “ejecutar un nuevo proceso eleccionario de directorio de la organización deportiva como es Liga Cantonal Otavalo, conforme lo resuelto por la FDI, observando lo dispuesto en la Ley del Deporte, Educación Física y Recreación, su reglamento en concordancia con el Acuerdo Ministerial 813”.
Como era lógico, de esta resolución administrativa fue comunicado el licenciado Gonzalo Proaño.