¿Solo imitadores?

galo-mantillaNuestros medios de comunicación televisivos como que andan en competencia desenfrenada por alcanzar el favoritismo de los televidentes. Se han inventado una serie de programas que, supuestamente, tratan de resaltar el TALENTO NACIONAL en el campo más hermoso, como es la EXPRESIÓN MUSICAL. No podemos negar que sí han logrado una enorme sintonía en los días y en las horas, en que son transmitidos. Algunos de ellos han logrado captar la atención de la ciudadanía en un alto porcentaje, lo cual les lleva a vanagloriarse de ser los primeros.

Yo diría que cada se cree el mejor y el primer lugar en sintonía. Es cierto, también, que los resultados, que se obtienen, en cuanto a la comercialización de los productos, debe ser grande y significativa; de no ser así, no se los repetiría y desaparecerían. Los réditos, en este sentido, deben ser fuertes, pues se manejan varias actividades, que tienen una respuesta altamente positiva, lo cual, sin duda, fortalece a cada uno de ellos. Hasta aquí un análisis general. Pero, lo que más me preocupa es que al menos uno de ellos incentive e impulse la imitación a artistas de otros medios, como si eso fuera la fortaleza del artista nacional.
Me llama la atención, por ejemplo, que se oculte su verdadero nombre y tengan que mencionar que se llaman fulano o sutano artista, como que eso les hiciera ser más. ¿Por qué, para ser buen artista, deben ser solo imitadores? ¿Acaso cada uno de nuestros artistas no pueden ser auténticos, con nombre propio, con su propia identidad, con su propio estilo? Cierto es que un artista canta lo que otros artistas cantan. Sí, pero, muchas veces lo hacen con su propio estilo y hasta con su propio sentimiento, sin que pierdan su nombre y apellido.
Por eso, me da una sana envidia lo que hacen en Colombia con uno de esos programas, en el que solo se resalta el talento nacional, sin desfigurar la real imagen de cada artista. ¡Ser estrella de la canción debe ser algo propio y espontáneo, producto de la calidad individual y de la creatividad personal!¡ Qué pena que deba ser otro para poder sobresalir! Espero hacerme entender, puesto que el ser SOLO IMITADORES no nos conduce a ninguna parte. Resaltemos y fortalezcamos lo nuestro, porque el artista se merece y hay que darle oportunidades. Lo demás no tiene mayor importancia, más que para los que les interesa tener este tipo de producciones y sacar tajada de ellas. ¿Comparten esto conmigo, estimados lectores?

Galo Mantilla Perugachi
galomantilla@hotmail.com