¿Se puede adelgazar con el yoga?

Ibarra. Los beneficios del yoga para adelgazar cada vez son más conocidos, pues es una actividad que ayuda mucho a relajarse y a que nuestro equilibrio en lo físico y lo emocional sea el adecuado. Lo que muchas personas desconocen es que también nos ayuda a que bajemos peso, puesto que mejoran las funciones del cuerpo, entre las que destaca la pérdida de peso.

La razón. Francisca Diaz, experta en Yoga, dice que esta tradicional disciplina física y mental construye la fortaleza del cuerpo entero de manera alucinante. “Hay que tomar en cuenta que desarrollar músculo es la clave para acelerar tu metabolismo, ayudándote a quemar más calorías durante cada entrenamiento. Además, dependiendo de tus yogasanas (también conocidas como posturas de yoga), la clase de yoga adecuada puede elevar tu ritmo cardíaco tan bien como cualquier otro entrenamiento de alta intensidad”, explica y añade que cuando se hacen los ejercicios, una sincronización, tanto en la respiración como en la sudoración, depura los músculos y órganos, lo que proporciona grandes beneficios para la salud.

Una alternativa. No todo el mundo adora hacer ejercicios cardiovasculares. En estos casos, el yoga supone una magnífica alternativa para ponerse en forma y con el yoga se hacen contracciones de los músculos de manera estática durante unos periodos de tiempo.

En el yoga también se producen una serie de torsiones en los órganos, que se limpian, pero además de esto, se realiza un trabajo en lo físico y en algo tan importante como lo emocional y los pensamientos, es decir es todo un proceso completo.

Si necesitas más razones. Por otro lado, practicar yoga nos carga en lo energético, puesto que el organismo se oxigena, dándonos mucha energía, lo que nos pone más en estado de alerta y aumenta la flexibilidad.

Si vamos con los fríos datos, practicar yoga en una clase, hace que quememos entre 200 y 400 calorías, ayudando a estimular nuestro sistema endocrino, algo que nos puede ayudar a que el metabolismo se acelere y esto es un beneficio.

Postura de alivio de viento. Esta es una gran pose para perder el exceso de peso de la región abdominal y estómago. Acuéstate en el suelo sobre tu espalda. Levanta tu pierna derecha hacia arriba a un ángulo de 90 grados.

Dobla tu rodilla derecha y colócala sobre tu estómago.

Presiona firmemente tu pierna en contra de tu estomago. Sostén con tus manos y presiona.

Libera y repite lo mismo con la pierna izquierda también.

Postura de la cobra. Es un gran entrenamiento para reafirmar los glúteos y tonificar los abdominales.

Acuéstate en el suelo sobre tu estómago, las palmas colocadas en el suelo al lado de tu pecho.

Levanta la parte superior de tu cuerpo, despega el pecho del suelo.

Dóblate hacia atrás lo más que puedas. Mira hacia arriba. Mantente estática por un tiempo y luego libera.

Si no sabes cómo hacer tus rutinas pide ayuda a un experto.

Las posturas son ideales para perder peso por sus cualidades tonificantes y fortalecedoras. Además, aceleran tu metabolismo.
En caso de no disponer de mucho tiempo, lo bueno del yoga es que puede practicarse desde la comodidad de nuestro propio hogar y en menos de 30 minutos.