¿Se mancha la campaña?

Un consejero del CNE, en plena campaña con miras a elegir dignidades en el mes de marzo, salió con una declaración que no solo preocupó al organismo, sino que alteró a los actores políticos y a la población en términos generales. Las denuncias son sobre presuntos financiamientos de campañas electorales con dineros del narcotráfico o con dineros mal habidos, principalmente en provincias y localidades calificadas de “pequeñas”. La información se maneja con sigilo dentro del organismo electoral. De ser verdad y de comprobarse el ilícito, la campaña que la creíamos transparente se mancharía. Hay que investigar los flujos financieros de los imputados, más aún si ya hay pistas claras. Aunque las denuncias en ese sentido en el país no son nuevas, se deben agotar los esfuerzos para aclarar esta estela de dudas, que no solo pone en riesgo un proceso que debe ser limpio, sino hasta la propia estabilidad democrática del país.