¿Quo vadis Otavalo?

La importancia cultural de Otavalo es innegable, tanto por sus raíces históricas que datan de siglos antes de la llegada de los incas y cuyo frutos perduran hasta la actualidad con la presencia mundial de los otavalos en el mundo entero dándole prestigio no solo a su tierra ancestral, sino a todo el país, aunque parezca exagerado, en muchos países se sabe dónde queda Otavalo aunque se ignore incluso el nombre de su país. Luego hemos tenido precursores importantes en varias áreas de la Cultura. Desde Fernando Chávez que se anticipó a la novela indigenista hasta Isaac J Barrera que presidió la poesía modernista en el Ecuador. Gonzalo Rubio Orbe, Enrique Garcés y Aníbal Buitrón en el del ensayo sociológico, Gustavo Alfredo Jácome, Hugo Cifuentes Navarro, en fin innumerables talentos que son puntales de la construcción de la “cultura nacional” Pero el aporte cultural del pueblo indio es tan trascendente como el del pueblo mestizo, son innumerables los intelectuales y artistas indios de Otavalo que han dado a conocer a nuestro país en los cinco continentes, grupo de Música como Los Corazas, Ñanda Mañachi, Peguche, Yarina. Charijayac y tantos otros más, son referentes iconográficos del proceso intercultural que vive nuestra ciudad. Eso debe hacer pensar al Alcalde que es hora ya de que para la Dirección de Cultura se escarbe en el sector indígena nombres de talentosos gestor@s culturales que le den a esa Dirección desperdiciada en los últimos años, el rol Otavalo se merece.