¿Quién responde por muertos de la morgue?

altIbarra. En la morgue del Hospital San Vicente de Paúl, HSVP, permanecen cinco cadáveres sin que ningún familiar responda por ellos. El primero llegó hace un mes y otro está sin refrigerar porque no hay espacio suficiente en los congeladores.

 Cinco cadáveres. Las personas que acuden al HSVP, no pueden ser indiferentes al olor fétido que emanan los cinco cadáveres que permanecen en la morgue.

Según las fechas de ingreso de los cuerpos sin vida que permanecen en la morgue, el primero fue el de una mujer que había ingresado hace aproximadamente cinco meses atrás.

También permanecen los restos mortales de un hombre que fueron encontrados el 1 de abril en el exbotadero de basura de Ibarra, en estado de putrefacción y el cadáver de otro hombre que falleció en emergencia permanece sin congelar porque no hay espacio.
Además los restos mortales de dos hombres que fallecieron la noche del 13 de abril en una balacera con la Policía, también permanecen en la morgue.

 Trámites legales. La directora provincial de Salud, Yu Ling Reascos explicó que las instalaciones de la morgue, han sido prestadas a la Fiscalía para que cumplan con los trámites legales de los casos de muertes.
Sin embargo detalló que los cadáveres sin identificar pueden permanecer un lapso de seis meses en la morgue.
Si en ese espacio de tiempo no han sido retirados, realizan los trámites pertinentes con las autoridades competentes, para enterrarlos en una fosa común o para donarlos a las universidades.

 Declaraciones. Sobre este tema, las autoridades decían desconocer que trámites se realiza para que la morgue no permanezca repleta de cadáveres sin identificar.
Sin embargo el ministro Fiscal de Imbabura, Merck Benavides dijo: ”Cuando un cadáver es encontrado y se presume que está implicado en algún delito, la Fiscalía se encarga de realizar los trámites legales con el personal de criminalística de la Policía y los médicos legistas para las investigaciones del delito”.
El jefe de la unidad de Criminalística de la Policía de Imbabura, explicó que los agentes de esta dependencia solamente cumplen lo solicitado por la Fiscalía y que ellos no tienen ninguna responsabilidad sobre el destino de los cadáveres que no han sido identificados.
 Dos cadáveres serán sepultados. Los fallecidos durante la balacera con la Policía, fueron identificados como Alonso Bonilla Gordillo y Sebastian Ortiz, de nacionalidad colombiana.
La Fiscalía socializó con el abogado del Consulado de Colombia, Luis Sanipatín el destino de los dos cadáveres, pero Sanipatín explicó que su Gobierno no se responsabiliza de ellos porque fallecieron en suelo ecuatoriano.  Por eso la Fiscalía solicitó a la municipalidad de Ibarra, la donación de dos féretros para sepultarlos en una fosa común de uno de los cementerios de la ciudad.
Ninguna de las autoridades entrevistadas por este medio, explicó sobre el destino final de los otros tres cuerpos.