¿Quién nombrará a los jueces?

El engaño no está en lo que dicen, sino en lo que callan. Esta sentencia le cae como anillo al dedo, a la anhelada metida de manos en la justicia, por parte del Presidente de la República.

A base de una millonaria campaña publicitaria, el gobierno ha vendido la falsa idea de que luego de la consulta del 7 de mayo, el país se transformará en un verdadero paraíso. ¡Falso!, la metida de manos en la justicia, no resolverá nada; la inseguridad y la corrupción seguirán igual o peor que antes. De ganar el SÍ, en las preguntas 4 y 5 del referéndum, la designación de jueces y demás servidores de la Función Judicial, quedará en manos del Ejecutivo, pues, el ‘Consejo de la Judicatura de Transición’, estará conformado por 3 delegados: uno por el Presidente de la República, otro por la Asamblea Nacional y otro por la Función de Transparencia. Este Consejo hará de las suyas durante 18 meses, luego de los cuales se nombrará un Consejo ‘definitivo’, conformado por 5 delegados: uno por la Corte Nacional de Justicia, otro por la Fiscalía General, otro por la Defensoría Pública, otro por la Función Ejecutiva y otro por la Asamblea Nacional. Así, el futuro de la Función Judicial, dependerá de la voluntad omnímoda de 2 de los integrantes del Consejo de la Judicatura, pues, según la reforma que se haría al artículo 263 del Código Orgánico de la Función Judicial, “El quórum para la instalación será de tres de sus integrantes. Para todas las decisiones se requiere mayoría simple”. La mayoría simple de 3, es 2. “El presidente penitente fue amenazado con la cárcel por el gobierno que le sucedió, pero salvó el pellejo con facilidad. Todos los que debían juzgarlo habían sido nombrados por él, y estaban ansiosos por devolverle el favor”, dice Tomás Eloy Martínez, en su novela “El vuelo de la reina”. Hasta el próximo sábado.  

 David Ruiz Sevilla
davidruizsevilla@hotmail.com