¿Qué hacen los jóvenes en un centro carcelario?

Ibarra. Ángel es uno de los jóvenes internos que se encuentra en el Centro de A-dolescentes Infractores de Ibarra, cumpliendo una pena por un delito que prefiere no comentar.

Pero el joven oriundo de Tulcán, espera salir con prelibertad en los próximos días, hasta eso no pierde su tiempo y pasa en el centro de cómputo de este centro estudiando, según dice economía, vía on line en ESPE.

Testimonio de un joven. “Aquí nos han dado la o-portunidad para seguir estudiando, yo estoy estudiando on line en la Uni-versidad de Manabí”, dijo Mateo, otro joven interno oriundo de Cotacachi, quien también espera que en los próximos días pueda ser beneficiario del cambio de régimen. Hasta eso dice aprovecha su tiempo estudiando una carrera universitaria.

La directora. “Debo mencionar que los chicos que están aquí en el centro vienen con conocimientos de actividades productivas, que en la mayoría de casos los adquirieron en el Cen-tro Juvenil Virgilio Gue-rrero, de Quito de donde provienen la mayoría”, dijo la doctora Amanda Mén-dez, directora del CAI, ubicado en el sector de Los Huertos Familiares. “Un joven elaboró algunos muebles en madera, ya que hemos hecho el esfuerzo para adquirir una maquinaria y herramientas para tener nuestro propio taller.

También aquí los chicos realizan diferentes tipos de artesanías que ya han sido expuestas en ferias, por ejemplo el sábado fuimos parte de la feria del Plan Toda una Vida. Al momento estamos en el Hall de la Prefectura, son trabajos realizados por todos los jóvenes internos y que los realizan de acuerdo a los conocimientos y destrezas individuales que ellos tienen”, explicó la autoridad del centro carcelario para jóvenes.

Elaboró una cama. “Pri-mero empezamos con una idea, yo en lo personal se hacer muchas cosas, y entre ellas tengo conocimiento de carpintería. En hacer esta cama me demoré tres semanas, es elaborada con madera de laurel, madera que fue donada”, dijo Jo-nathan, quien asegura esto también es parte de una motivación para sus compañeros. El joven interno asegura que el precio de esta cama en el mercado estaría en USD 400.