¿Por quién votar?ok

Este es un día clave en la vida democrática del país. Todo está listo, ha dicho el Consejo Nacional Electoral, para el desarrollo de la justa cívica para elegir en las urnas a prefectos, alcaldes, concejales y miembros de las juntas parroquiales. Pero, ¿por quién votar?

¿Ya tiene decidido su voto en favor de alguien? ¿Ha pensado en lo que representa el inmenso valor de su voto? ¿Ha discernido que el bienestar humano, el progreso de las provincias, cantones y parroquias depende también de nuestro voto libre y voluntario? ¿Sabe usted que más allá de los nombres y las personas se juega el futuro de nuestro entorno y de nuestras aspiraciones? Pues bien, entonces a reflexionar profundamente, analizar más allá de los nombres, los colores, las gigantografías y los rostros y, llegar a las urnas confiados en que nuestro voto vale mucho y no podemos fallar. Entonces, ¿por quién votar? Por supuesto, por los hombres y mujeres que generen confianza, que a lo largo de su vida y su trayectoria hayan demostrado limpieza de procedimientos, por quienes sean consecuentes entre el verbo y la acción, por aquellos ciudadanos que con responsabilidad cumplan sus funciones y no abusen irresponsablemente de las mismas. Por ciudadanos probos, honestos, cercanos a la población, con ideas claras y convencidos de que más allá de los discursos, está un camino difícil de recorrer, pero gratificante si se lo hace junto a la gente. ¿Qué viva la democracia!