¿Por qué se fue de la casa su hijo?

hijo desaparecidoIbarra.- La última vez que vio físicamente a su hijo fue el sábado a las siete de la noche.


“Un vecino llegó  a reclamar que Jorge se había ingresado a su vivienda a sacar una pelota que se le cayó mientras jugada,   es eso que a lo mejor él pensó que le íbamos a pegar y  por eso no asoma.  A las siete y media de la noche ya no estaba mi hijo, ya no hubo…  Le estamos buscando por todo lado y no aparece”, dijo Fátima Susana Arce, madre del menor, quién no sabía de su paradero hasta ayer en la tarde.
Sin embargo se conoció que el muchacho, se encuentra estable y sin ninguna complicación en la casa de una tía; esto lo habría mencionado en horas de la tarde y noche de ayer su misma madre, sin precisar el lugar de dónde se encuentra.

Breves características.  El pequeño tiene 12 años de edad, estudia en la  Unidad Educativa Alberto Enríquez, de la ciudad de Atuntaqui.

“El día en que desapareció tenía una camiseta blanca con rayas negras, un pantalón jean, una chompa azul marín y un par de zapatos deportivos  negros”, dijo la joven madre quien aseguró que ya puso la denuncia en las instancias correspondientes.
La madre del menor,   en horas de la mañana,  aseguraba que ya visitaron a vecinos y familiares pero que nadie sabía dónde estaba el muchacho que finalmente ya se supo su paradero.

En la institución educativa. En la Unidad Educativa, sus autoridades dijeron no poder referirse al tema por cuanto no tienen autorización del Distrito de Educación.

Lo que sí se conoce es que en el aula en que recibía clases Jorge, existe un gran vacío. Dentro de la institución todo mundo comenta, en voz baja, sobre la desaparición del adolescente.

“Es un buen amigo, es uno de los compañeros más altos que tenemos en el aula. Esperamos que pronto regrese a nuestra unidad educativa. Conocemos que lo están buscando y esperamos que en cualquier momento aparezca”, dijo uno de sus compañeros con cierta timidez.

El adolescente no tiene antecedentes  negativos.

En el sector de La Pradera, nadie sabía hasta ayer dónde se encontraba el pequeño. Algunos tenían sus hipótesis, pero nadie quería mencionar nada. Para llegar al domicilio del niño que estaba desaparecido se tiene que transitar por un camino de tercer orden, lleno de polvo y con alguno que otro gran bache.