¿La delincuencia tiene bandera?

¡Por supuesto que no!, pero lastimosamente desde la oficialidad, empezando por el propio Presidente de la República, hubo un desenfoque que puede generar más xenofobia (rechazo a los extranjeros), luego de la muerte de una joven imbabureña a manos de su conviviente de nacionalidad venezolana el pasado sábado 19 de enero de 2019. La violencia, la delincuencia, la corrupción, no tienen nacionalidad expresa.

Han existido casos terribles en los que también han participado ecuatorianos y de lo que se conoce, no han se han dado pronunciamientos que impliquen un descrédito a nuestro país y un rechazo generalizado a quienes siendo ecuatorianos, laboran en otras naciones. Las imágenes que rodaron por las redes sociales, de ciudadanos persiguiendo y agrediendo a ciudadanos venezolanos, no se compadece con la esencia de ser de los ecuatorianos. Actuemos con sensatez y bajo las normas legales que nos rigen.