¿Incorporar emojis en tu estrategia de marketing?

Ibarra. Los emojis están en todas partes. Contestamos mensajes de texto, los usamos en redes sociales y están presentes hasta en mensajes publicitarios. Más de 700 millones de emojis se comparten en Facebook y 250 millones al mes en Twitter. Es tal su aceptación que incluso se celebra el Día del emoji.

¿Buena o mala idea?. Sin embargo, ¿una marca debe hablar con emojis? Si bien parece una buena idea para conectarse con audiencias modernas, cada empresa debe identificar si su audiencia entenderá este lenguaje y le agregará valor a su contenido. Si tu marca no encaja con este lenguaje es mejor evitarlo, ya que puede afectar en tu credibilidad.

Si quieres mejorar tu engagement, los emojis pueden ser grandes aliados. “Los usuarios pueden identificarse más con el contenido que estás entregando y sean más proclives hacer clic e interactuar con él. No solo tienes que usarlos en redes sociales, también en post o newsletters”, explica Vicen-te Schmidt, gerente de marketing de Linio.cl.

No abusar de ellos. El uso de emojis entrega un tono más cercano, amigable y humanizan la marca. Los usuarios se sienten más identificados con este tipo de contenido, sin embargo, no hay que abusar de ellos. No obstante, lo más importante, antes de usar emojis, es conectarse y comprender a nuestros consumidores, porque así podrás comunicarte de la manera adecuada dependiendo del canal. Estos elementos se han vuelto tan importantes pero deben utilizarse para complementar y darle énfasis a un mensaje, y no solo porque están de moda.

Los “emoji faces” o caritas de emoticons ya son un auténtico “lenguaje” digital. Su uso en las redes sociales se familiariza cada vez más.
La expresividad se lleva el primer puesto. Nada mejor para entender lo que comunicamos que con los gráficos.