¿Hasta cuándo?

Cómo si fuera algo normal, el conductor de un bus urbano de la Cooperativa San Miguel circuló por una acera en la avenida Mariano Acosta, en la ciudad de Ibarra. Lo más sorprendente es lo que menciona un representante de la Cooperativa que asegura que una agente civil de Tránsito, que tomó el bus, sugirió al conductor que subiera por la vereda. Esta situación debe investigarse, simplemente no es posible que un agente del orden pueda sugerir algo que va contra todo tipo de principio ético, que atenta contra las leyes, pero, sobre todo, que pone en riesgo vidas humanas. Simplemente es algo increíble. Y, en caso que la “sugerencia” hubiese sido esa, nada justifica el accionar del conductor, que más bien demuestra una irresponsabilidad absoluta y un irrespeto a los transeúntes, algunos de ellos estudiantes que pasaban por el lugar. En las últimas semanas se han suscitado irregularidades en el tema vial. ¿Hasta cuándo?