¿Hasta cuándo?

Ojalá ya no tuviéramos que lamentar muertes a causa de accidentes de tránsito. En menos de 48 horas nuevamente familias están de luto debido a un percance vial. Esta vez el hecho ocurrió por una pérdida de pista y caída a un abismo de 180 metros de profundidad de un bus de la cooperativa Nambija, a la altura de la vía Balsas – Río Pindo – Loja. El hecho sucedió en la provincia de El Oro y 12 personas resultaron fallecidas. El domingo 16 de septiembre, cinco personas murieron y 27 resultaron heridas en la vía Cuenca-Riobamba. Ya suman siete los accidentes de buses en septiembre y, al parecer, el factor humano es la principal causa de las desgracias, unas veces por exceso de velocidad y otras, por impercicia. Qué se puede hacer para cambiar la mentalidad y lograr una verdadera concienciación. Pese a las campañas, pese a los consejos, pese a las muertes y al dolor no se logra una verdadera responsabilidad. ¿Hasta cuándo?