¿Escuelas y colegios “emblemáticos”?

La páginas de la historia de los pueblos confirman la existencia de una estela de acontecimientos, hechos y obras que han inmortalizado a mujeres valientes que por su trabajo tesonero, valores auténticos, habilidades innatas, entrega total, y amor incondicional se han constituido en ejemplo para las generaciones venideras al dejar su huella indeleble no solo en su hogar como amas de casa, esposas y madres de familia sino también en la sociedad como profesionales, políticas y gobernantes.

Y es justamente por esta razón, que la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión” Núcleo de Imbabura, con la sabiduría que caracteriza a su presiente, el Sr. Prof. Marcelo Valdospinos Rubio, promovió la presentación de la segunda edición de la revista “Palabra de Mujer,” en la que se encuentran plasmados en detalle los pensamientos, sentimientos, vivencias, conocimientos, acciones y sueños de mujeres campesinas, profesionales, intelectuales, políticas, artistas, etc., que día a día con su silenciosa y sacrificada gestión contribuyen al bienestar de sus familias, al adelanto de las instituciones y al progreso de la Patria. Cada uno de los artículos escritos por estas talentosas mujeres da un valor agregado a la revista “Palabra de Mujer,” puesto que escriben y narran sus historias, propuestas y opiniones, demostrando que en ellas habita un enorme espíritu de superación para conseguir sus metas y hacer realidad sus sueños. No a partir del lamento, queja o conformismo de haber sido relegadas por el solo hecho de ser mujeres, sino todo lo contrario, de que con alegría, trabajo y orgullo de ser mujeres, se puede ser protagonistas del cambio que nuestra sociedad tanto lo necesita. Razones estas más que suficientes para felicitar,  públicamente a la Casa de la Cultura Núcleo de Imbabura como el “Templo del Saber,” por promover este tipo de espacios como la revista “Palabra de Mujer,” que permiten reconocer la producción intelectual de las mujeres como fuente de sabiduría y ejemplo a seguir para quienes la lectura nos subyuga al entusiasmo, compromiso y esperanza de aprender para ser cada día más grandes y mejores para servir a los demás. 

 David Ruiz Sevilla
davidruizsevilla@hotmail.com