¿Es malo importar?

carlos-davilaEl cambio de la matriz productiva en Ecuador se persigue a través de varios enunciados: producir más, producir mejor, ser innovadores. Esto es lo que los funcionarios del Régimen nos han dicho una y otra vez. También han afirmado que Ecuador dejará de ser un país primario, extractor de recursos naturales no renovables, para convertirse en país industrial, con énfasis en la sustitución de importaciones.


Esto no quiere decir que el país dejará de producir bienes primarios como el petróleo y los productos agrícolas.  Por el contrario, Ecuador deberá continuar con su explotación de petróleo y minas, pues son recursos naturales aprovechables  que traen importantes rentas. Además, los bienes primarios de exportación generan divisas  altamente convenientes para sostener el ritmo de importaciones.
Pero, ¿el cambio de matriz  está reñido con las importaciones? Hace algunos meses el Gobierno adoptó una serie de medidas tendientes a limitar las importaciones. Las medidas han sido  arancelarias y de tipo restrictivo, también imposición de cupos; algunas han motivado el reclamo de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), otras han motivado la protesta de los socios comerciales de Ecuador. El cambio de matriz  no debe afectar el nivel de importaciones de un país. Es un error pensar que las importaciones son malas y las exportaciones son buenas.
Importamos porque no podemos producir todo lo que necesitamos. Exportamos porque no podemos consumir todo lo que  producimos. Es el famoso concepto de las ventajas comparativas. Según ese principio, Ecuador, por ejemplo, es apto para producir banano de alta calidad y las más bellas rosas del mundo, pero no tiene destrezas para producir chips semiconductores o cristales finos.
Frenar importaciones para estabilizar la balanza de pagos es correcto. Pero perennizar la limitación de importaciones es castigar al consumidor y premiar  la producción ineficiente. Una economía sana paga sus importaciones con recursos de sus exportaciones en justo balance.

 

Carlos Dávila Holguín
econdavila51@hotmail.com