¿En quién confiamos?

Nos da la sensación de que vamos perdiendo defensas ante la corrupción, la delincuencia, el narcotráfico y ahora, incluso, el terrorismo. La noticia difundida en las últimas horas sobre la red que vendía armas a alias “Guacho”, nos deja con la boca abierta.

Lo más preocupante es que en medio de estos operativos militares y policiales se tuvo que incursionar en recintos militares para descubrir las anomalías y los vínculos de negocios por debajo de la mesa, de elementos militares activos -y también de civiles- de armamento y municiones a las redes narcodelictivas que operan en la zona fronteriza con Colombia. La operación llamada ‘Camaleón’ dejó de inicio 14 detenidos en seis provincias del país, poniendo al descubierto que la red “usaba” militares para robar armas, municiones y explosivos de los cuarteles. ¡Ya basta! hay que poner un freno a toda esta problemática que está haciendo metástasis y alterando la paz nacional.