¿Economías debilitadas?

Mientras unos países del orbe se jactan de sus economías boyantes, en otros, al parecer la crisis les va afectando en lo social e incluso en lo político. Un interesante artículo del periodista Jeremy Gaunt que recoge la agencia Reuters, recalca en la necesidad de analizar ¿qué está pasando con las economía mundiales?.


La economía de China se está desacelerando. La zona euro es una línea plana. Japón se hundió en el segundo trimestre. Gran Bretaña sufre una deflación salarial. Y la economía estadounidense avanza a tropezones, como mucho, escribe Gaunt, quien añade que “en un mundo preocupado por crisis geopolíticas, desde Ucrania, Irak y Gaza al brote de ébola en África occidental, la economía global ha pasado de algún modo a segundo plano. Pero existen cada vez más señales de que está en problemas, pese a la abundancia de dinero…”.
Si bien el dinero por sí no significa felicidad total, es vital para las naciones, pero es la crisis, sus causas y efectos, los que deben se analizados para encontrar soluciones que permitan salir de un posible fango. Es indudable que a quienes son encargados de las políticas económicas, les cuesta mucho trabajo definir cómo salir de la crisis y con qué alternativas.