¿Confianza en la justicia?

Mucha tinta se ha gastado en torno al tema de la justicia en el Ecuador y en América Latina. El papel de los jueces y sus nominaciones han estado siempre en entredicho, muchas veces por los aparentes favores que se obtienen desde el ámbito político o, simplemente, porque en medio de tanto concurso, hay rasgos de corruptelas que se denuncian permanentemente.Pero la inquietud no solo está en los juzgados de las grandes ciudades, sino también en nuestra cercanía. La Fiscalía de Imbabura, acaba de acusar a un juez de haber adoptado “una decisión totalmente desacertada y sin apegarse a derecho” en torno a un caso en donde se dispuso la libertad de un presunto asesino, aduciendo que “no existían los elementos suficientes para dictar prisión y lo que es más ni siquiera dictó medidas cautelares alternativas para asegurar la comparecencia del procesado a juicio” cuando, según la Fiscalía, se cumplía con lo establecido en el Art. 167 de Código de Procedimiento Penal.

Se ha observado y sancionado que se observe al juez, conforme lo que establece el Código Orgánico de la Función Judicial y las normas para el Ejercicio del Control Disciplinario de la Función Judicial. ¿Así, se puede asegurar confianza en ciertos jueces?