¿Cómo podemos reducir la sal en nuestra alimentación?

Ibarra. Los pequeños granos de sal realzan el sabor de la comida, pero en grandes cantidades aumentan la presión arterial. Tener hipertensión es un factor de riesgo importante para infartos cardíacos, accidentes cerebro-vasculares, insuficiencia cardiaca e incluso demencia.

Al comer fuera de casa o pedir comida, debemos solicitar que el pedido se prepare sin sal.

Toma un tiempo que el paladar se ajuste a una dieta baja en sal, pero puede incorporar más hierbas y especias para acentuar los sabores en su comida. Es posible tener mejores resultados al controlar la presión arterial.