Investigan un presunto delito de secuestro

Un supuesto caso de secuestro se produjo la tarde del último miércoles en Ibarra, luego de que una pareja estuvo retenida, en contra de su voluntad, en el interior de un vehículo. Un ciudadano sería perfilado como sospechoso, tras la liberación de las presuntas víctimas.

Según el reporte policial, aproximadamente a las 14:19, personal policial arribó hasta las calles Jorge Guzmán Rueda y Marco Tulio Nieto en donde un ciudadano mencionó que se encontraban colaborando con los agentes de tránsito a realizar un operativo en contra de los taxistas informales de Alpachaca, y en ese momento el dueño del taxi informal, se percató de lo que querían hacer y le agredió físicamente.

Tras los golpes, el ciudadano logró salir corriendo del lugar y su acompañante se quedó en el interior del taxi ilegal, y luego le ingresaron en el portamaletas de dicho vehículo.

El denunciante informó que se trataba de un vehículo Chevrolet Aveo plomo, porque de inmediato inició la búsqueda, desplegando un operativo por toda la ciudad, en coordinación con todas las unidades del eje investigativo y preventivo.

Aproximadamente a las 15:30, dos uniformados ya dieron a conocer que se encontraban con la ciudadana a la que buscaban y que la habían puesto a buen recaudo.
Se conoció que las víctimas se encontraban temerosas, ya que temen que se tomen represalias.

Pabló León, comandante de la Zona 1, brindó los detalles del hecho y manifestó que una de las posibles víctimas se había escapado y la otra víctima tenía un teléfono celular. Además dijo que informaron que tomaron un taxi haciendo una llamada telefónica a un número y posteriormente abordaron el taxi, no de color amarillo, en donde fueron interceptados por otros dos vehículos, bajándoles de manera violenta y golpeando a las víctimas.

“Tras conocer el hecho se activa de inmediato el ‘Código 3’ y la Policía Nacional del Servicio Preventivo coordinó con la Policía Judicial y Dinased. La mujer aseguró que escuchó que ya la Policía tenía conocimiento y pudieron lograr liberar a la segunda víctima. Al lugar arribó personal de la UNASE y continúan las investigaciones”, manifestó el coronel León.