Investigación de los hechos ocurridos en el control de Mascarilla está a un paso de concluir

Ibarra. Falta menos de una semana para que se cumpla un año del incidente lamentable que se vivió el 23 de agosto de 2018, en el control policial de Mascarilla.

El fallecimiento de Andrés Martín Padilla Delgado y la sentencia del miembro policial del Grupo de Operaciones Especiales (GOE), David Eduardo V., son los únicos hechos concretos luego del incidente.

Familiares, amigos, allegados y cientos de personas han publicado en redes sociales el por qué no se ha investigado sobre la quema, destrucción y saqueo que se suscitó en el sitio luego del fallecimiento de Padilla. Decenas de personas, oriundas de dos comunidades del Valle del Chota, caotizaron el lugar la tarde de aquel jueves y llenaron de pánico a los uniformados y canes que están acantonados en el sitio, cuando rociaron gasolina, quemaron, rompieron, destruyeron y robaron en el lugar.

Los miembros policiales ingresaron al sitio y encontraron pocas de sus pertenencias en cenizas y los canes tuvieron que ser sacados urgentemente del sitio para evitar que sufran lesiones.

Videos aficionados y de las cámaras del ECU 9-1-1, identificaron a la mayoría de responsables del hecho lamentable, a pesar de que tenían cubierto parte de su rostro.

Proceso. Poco a poco fueron apareciendo varias de las pertenencias robadas en el sitio. Motocicletas, vestimentas, indumentaria policial y electrodomésticos, se recuperaron, mientras el cuartel iba nuevamente tomando forma y los uniformados intensificaban los controles en el sector.

A pesar de parecer que las ‘cosas se quedaron ahí’, dos agentes fiscales han estado, en este tiempo, recabando uno a uno los indicios, para poder judicializar a los causantes del perjuicio.

Dicha investigación ha ido tomando forma y se encuentra llegando a la etapa final. Se espera que, en las próximas semanas, la ciudadanía conozca el trabajo que han desarrollado las autoridades en este lapso de tiempo.

Declaración. Gen Rhea, fiscal provincial de Imbabura, mencionó que las investigaciones se abrieron luego de los hechos suscitados el pasado 23 de agosto.

“Fueron dos investigaciones previas, la una por ataque y resistencia, a cargo de un agente de la Fiscalía contra la Delincuencia Organizada, Transnacional e Internacional, (Fedoti), y la otra por el daño a bien ajeno, a cargo de la Fiscalía 1 de Soluciones Rápidas. Se han hecho un sinnúmero de diligencias investigativas, gracias al trabajo articulado entre Policía Nacio-nal, Fiscalía y todo el Sis-tema Nacional de Investigación y Ciencias Forenses. Estamos próximos a dar los resultados de estas investigaciones”, dijo Rhea a Diario EL NORTE.

El fiscal además aclaró que les han solicitado, a nivel nacional, transparencia y objetividad, a través de la Fiscalía General del Estado, permitiendo y cumpliendo el debido proceso de la defensa de las partes. “La ciudadanía tiene derecho a conocer la verdad de los hechos, ya que las afectaciones deben ser reparadas en su totalidad y, por eso, se identificará en detalle a los responsables. Hablando de porcentajes, la investigación está avanzada en un 98%”, dijo fiscal.