Intervienen en terrenos que eran foco de inseguridad en Ibarra

Dos terrenos baldíos, ubicados en la calle Juan León Mera y Víctor Manuel Guzmán, en el sector del Redondel de Ajaví y otro en la calle Pedro Rodríguez, por el sector de la Flota Imbabura, ambos en Ibarra, fueron intervenidos por los miembros policiales del Circuito Estadio, en coordinación con la Unidad de Seguridad Ciudadana del GAD Municipal.

Los dos lugares generaban zozobra a los vecinos y a todos quienes circulaban por el sector, ya que en su interior se ocultaban personas de dudoso accionar.

Ante la preocupación de los moradores del sector por la presencia de sujetos que pernoctan en el terreno baldío, las autoridades tomaron la decisión de acudir al sitio y desalojar a quienes siembran intranquilidad y miedo a las personas que transitan por el barrio.

El testimonio de moradores dan cuenta que el terreno sin construcción servía como guarida para el consumo de licor, sustancias sujetas a fiscalización y presuntamente desde este lugar se planificaban hechos delictivos, además de ser un espacio lleno de insalubridad y atentar contra los transeúntes, generando un ambiente de inseguridad y temor a los habitantes del barrio, sobre todo en horas de la tarde y noche.

“Con esta acción policial, hemos logrado recuperar la tranquilidad y la seguridad de la ciudadanía”, manifestó el subteniente Jhon Morales, Jefe del Circuito Estadio.

Desde la Unidad de Seguridad Ciudadana de Ibarra, se resaltó la labor de los efectivos policiales al recuperar este espacio y mejorar la percepción de seguridad en el sector e informaron que, con el apoyo de la Policía Nacional se puede identificar lugares que causen inseguridad y que se encuentran abandonados, a pesar de tener propietarios.

Los funcionarios realizan una visita técnica para verificar en qué estado están los terrenos y qué se puede hacer en el tema de seguridad. En los lugares intervenidos, los delincuentes han violado las seguridades, con el objetivo de ellos pernoctar ahí y salir a delinquir.

En otro sitio que se intervino fue en el Olivo Alto, con el apoyo de la Unidad de Policía Comunitaria Arcángel, además de otros focos de inseguridad en el sector de Pugacho y la parroquia de Alpachaca.