Interés por la boda real británica

La boda del príncipe británico es un verdadero fenómeno de psicología social, ¿Por qué en un país tan lejos de Gran Bretaña como el Ecuador, con un gobierno republicano, hay personas que se interesan por la boda de un joven que representa mas bien los intereses de un imperio en decadencia?

Es una pregunta de difícil respuesta, pues juegan en ella una cantidad de variables que tienen que ver básicamente con la manera en que se ha planteado la noticia por parte de los medios de comunicación “ es la boda del año “ y todo el despliegue que se ha hecho esta destinado a vender la idea de los monarcas europeos,  de sus lujos,  y de sus experiencias matrimoniales, divorcios y líos de faldas que ocupan las revistas de chismes de todo el mundo.

Ademas hay que enfilar hacia la psicología femenina, ¿cual jovencita no se siente princesa ese día, o por lo memos aspira a imaginarse una boda como la que puede ver por la televisión?, analizar los vestidos, las joyas, los sombreros y otros detalles de la misma, todos estos manejos de los media apartan a las personas del análisis de los problemas de la vida diaria y le dan una dosis de ilusión en sus vidas, al día siguiente de la fastuosa noticia todo vuelve a ser igual y hay que pensar en como llevar el sustento a la casa. Es decir este tipo de noticias hacen un alto sobre la cotidianidad de millones de personas y crean un espacio psíquico que hacen olvidar por lo menos por un momento las dificultades, sin embargo pensemos que en la misma Londres y alrededor del palacio real había también ciudadanos que rechazaban con toda su fuerza ese dispendio de 34 millones de dólares que sale de sus bolsillos, de los escuálidos bolsillos de los trabajadores británicos.   

 Dr. Enrique Aguilar Zambrano

      neaguilarz@hotmail.com