10-03-2019 | 00:00

Tejedoras y su talento expuesto ante el público

Las tejedoras son en su mayoría familias campesinas y las técnicas de tejido se transmiten a los niños en el hogar, mediante la observación y la imitación.

Cuenca. Las inagotables manos repletas de ingenio de las tejedoras de sombreros de paja toquilla “dieron sus frutos” este año y el resultado fue expuesto en el II Festival del Sombrero que se desarrolló en el Parque Calderón, en suelo cuencano.

Detalles. Promovido por el Economuseo Municipal Casa del Sombrero, ubicado en las calles Rafael Ma-ría Arízaga y Luis Cordero, el encuentro buscó que las artesanas tengan un contacto directo con la gente que consume este tipo de arte.

Además de exponer los sombreros, las creativas mujeres vendieron sus artículos elaborados con esta materia prima como adornos decorativos y otros de utilidad diaria. También hicieron una demostración de como se teje y compartirán sus conocimientos con quienes estén interesados de participar del oficio tradicional. Las artesanas protagonistas del II Festival del Sombrero han colaborado en el Economuseo del Sombrero con todo su potencial, informó El Tiempo.

Historia. El sombrero de paja toquilla es originario del litoral con raíces ancestrales. Es mundialmente demandado por su exquisita confección artesanal, siendo actualmente el producto representativo de las artesanías ecuatorianas. Tiene varios nombres.

El sombrero de paja toquilla se teje con las fibras de una palmera peculiar que crece en las costas del Ecuador. Los agricultores del litoral cultivan los toquillales y recogen los tallos a fin de separar la fibra de corteza verde.